Recomendaciones para el cuidado de los pies para personas con diabetes.


Si usted vive con diabetes es altamente recomendable que realice la revisión de sus pies al menos una vez al día, ya que la diabetes puede causar bajo flujo sanguíneo en ésa área, de tal forma que cortes o lesiones, por más pequeñas que sean, no sanan tan fácilmente y pueden llegar a tomar mucho tiempo para cicatrizar.

Si sus niveles de azúcar en la sangre, no están bien controlados, podría ocasionar la disminución en la sensibilidad de sus pies, por ello, es probable que no se percate que tiene una herida; la diabetes también puede resecar la piel de los pies y hacer que se agriete, para evitar esto, debe mantenerlos bien hidratados untando cremas apropiadas, recuerde que los pies sudan mucho y que los zapatos propician un ambiente favorable para gérmenes y hongos, así que para evitar la sudoración, antes de ponerse los zapatos, espolvoree un poco de talco para pies.



¿Cómo llevar a cabo la revisión?

  1. Seleccione un área muy bien iluminada.

  2. Revise todo el pie, incluyendo el área entre los dedos ayúdese con un espejo pequeño para poder ver áreas poco accesibles, si usted no lo puede realizar pida apoyo a un familiar.

  3. Avise a su médico en caso de detectar cualquier problema.

¿Qué debe buscar en la revisión?

  1. Cualquier herida o corte, por más pequeño que sea.

  2. Callosidades.

  3. Ampollas.

  4. Resequedad.

  5. Coloración roja de zonas especificas.

  6. Dolor en sitios específicos.

  7. Zonas que tengan poca o exceso de sensibilidad.

  8. Uñas encarnadas, gruesas, con manchas, etc.

Últimas recomendaciones.

  1. Procure mantener sus pies limpios y cubiertos para evitar lesiones.

  2. Séquelos perfectamente, incluso entre los dedos.

  3. No use agua muy caliente para lavarlos, recuerde que es posible que usted no pueda percatarse de temperaturas altas.

  4. Use zapatos cómodos (zapato para diabético).

  5. Evite caminar sin calzado, especialmente en lugares donde podría contraer infecciones.